Compramos equipos informáticos usados

Cómo encontrar el mejor conmutador de red: Aumente su conectividad

best network switch
Tiempo de lectura: 8 minutos

En nuestra era tecnológica de rápido avance, los conmutadores de red se han vuelto indispensables en las redes modernas. Estos dispositivos desempeñan un papel vital en las redes, ya que permiten que varios dispositivos se conecten y se comuniquen. Pero no todos los conmutadores son iguales. El conmutador de red adecuado puede mejorar la conectividad y el rendimiento, permitiendo una transferencia de datos más rápida y una mayor seguridad. Tanto si es el propietario de una pequeña empresa que desea actualizar su infraestructura de red como si es un entusiasta de la tecnología en busca de equipos de gama alta, encontrar el mejor conmutador de red puede marcar la diferencia.

Conmutadores de red

Un conmutador de red es un dispositivo de red que conecta dispositivos en una red de área local (LAN). Su función principal es reenviar paquetes de datos entre dispositivos de la misma red. Esencialmente, cuando un dispositivo quiere enviar datos a otro, los envía al conmutador, que a su vez los reenvía al destinatario previsto.

Aunque ambos son dispositivos de red, los conmutadores de red y los enrutadores tienen funciones diferentes. Mientras que un conmutador conecta dispositivos en una LAN, un enrutador conecta otras redes. Un router reenvía paquetes de datos entre distintas redes al tiempo que mantiene información sobre ellas.

Existen varios tipos de conmutadores de red, entre ellos:

  • Conmutadores no gestionados: Estos conmutadores son plug-and-play y no requieren configuración. Suelen ser más baratos y se utilizan en redes pequeñas con pocos dispositivos.
  • Conmutadores gestionados: Estos conmutadores ofrecen más control y flexibilidad, con funciones como VLAN y QoS. Requieren cierta configuración y suelen ser más caros.
  • Conmutadores PoE: Estos conmutadores proporcionan alimentación a través de Ethernet a dispositivos como teléfonos IP y cámaras de seguridad, eliminando la necesidad de fuentes de alimentación independientes.
  • Conmutadores apilables: Estos conmutadores pueden conectarse para formar un conmutador de mayor capacidad.
  • Interruptores inteligentes: Estos conmutadores ofrecen cierto nivel de gestión y configuración, pero a un coste inferior al de los conmutadores totalmente gestionados.

Características clave que debe tener un conmutador de red

A la hora de elegir un conmutador de red para su organización, hay varias características clave que debe tener en cuenta. Entre ellas se incluyen:

Densidad y tipos de puertos

Una de las consideraciones más importantes a la hora de elegir un conmutador es el número y los tipos de puertos que ofrece. Querrás asegurarte de que el conmutador tiene suficientes puertos para gestionar el número de dispositivos que necesitas conectar y admite el tipo de conectividad que necesitas (por ejemplo, Ethernet, SFP, etc.).

Capacidad de conmutación y velocidad de transmisión

La capacidad de conmutación y la velocidad de reenvío de un conmutador determinan la cantidad de datos que puede manejar a la vez. Es importante elegir un conmutador con capacidad suficiente para satisfacer las necesidades de su organización.

Compatible con alimentación a través de Ethernet (PoE)

Si necesita alimentar dispositivos como teléfonos IP o puntos de acceso inalámbricos a través de su conmutador, deberá buscar un conmutador que admita PoE.

Funciones VLAN y QoS

Las funciones VLAN (LAN virtual) y QoS (calidad de servicio) le permiten segmentar su red y priorizar el tráfico en función de las necesidades de su organización. Asegúrese de que el conmutador que elija sea compatible con las funciones VLAN y QoS que necesite.

Funcionalidad de Capa 2 y Capa 3

Los conmutadores de Capa 2 funcionan en la capa de enlace de datos del modelo OSI, mientras que los de Capa 3 funcionan en la capa de red. Dependiendo de las necesidades de su organización, puede requerir funcionalidad de Capa 2 o Capa 3 en su conmutador.

Evaluación del rendimiento y la producción

En encontrar el mejor conmutador de red para su organizaciónEs importante tener en cuenta el rendimiento y el caudal. Los requisitos de ancho de banda son una consideración clave, ya que necesitará un conmutador que gestione el tráfico que genera su red. Además, es crucial conocer la capacidad de reenvío y conmutación de paquetes, ya que estos factores determinan la rapidez con la que los datos pueden moverse a través del conmutador.

Otros factores que pueden afectar al rendimiento del conmutador de red son el número y los tipos de dispositivos conectados y la calidad de los cables utilizados. Para medir el rendimiento y la latencia, puede utilizar herramientas como pruebas de velocidad o pruebas de ping para evaluar el rendimiento de su red e identificar áreas de mejora. Si evalúa detenidamente el rendimiento y la capacidad, podrá elegir un conmutador de red que mejore la conectividad y satisfaga las necesidades de su empresa.

Elegir el conmutador adecuado para el tamaño de su red

Cuando se trata de conmutadores de red, elegir el adecuado puede marcar la diferencia en la eficacia y el rendimiento de su red. Los distintos tipos de conmutadores se adaptan a diferentes tamaños de red, por lo que es importante elegir el que mejor se adapte a sus necesidades.

Para redes de pequeñas oficinas u oficinas domésticas (SOHO), suele bastar con un conmutador no gestionado como el Netgear GS105. Estos switches son plug-and-play, no requieren configuración, por lo que son perfectos para usuarios sin conocimientos técnicos que necesitan una configuración de red sencilla.

Para redes de medianas empresas, se recomienda un conmutador gestionado como el Cisco SG350-10. Los switches gestionados ofrecen más control sobre la red. También proporcionan mejores opciones de seguridad y son más escalables que los switches no gestionados, por lo que resultan ideales para empresas en crecimiento.

Para redes de nivel empresarial, es necesario un conmutador modular como el Juniper EX9200 o el Cisco Catalyst 6800. Estos conmutadores ofrecen un alto rendimiento y una escalabilidad extrema, permitiendo miles de puertos y backplanes multiterabit. También incorporan funciones avanzadas como la tecnología Virtual Chassis, que facilita la gestión de varios conmutadores.

Al considerar la escalabilidad para el crecimiento futuro, es importante elegir un conmutador que pueda gestionar los posibles aumentos de tráfico y demanda. Por ejemplo, el HPE Aruba 2930F es una opción popular, ya que ofrece capacidades de apilamiento, lo que permite agrupar hasta 4 conmutadores como una sola entidad, proporcionando una mayor escalabilidad y flexibilidad.

Opciones de gestión del conmutador de red

A la hora de gestionar un conmutador de red, existen dos opciones principales: conmutadores gestionados o no gestionados. Los conmutadores no gestionados suelen ser dispositivos plug-and-play y proporcionan conectividad básica. Por otro lado, los conmutadores gestionados ofrecen funciones más avanzadas y opciones de configuración que permiten un mayor control sobre la red.

Una de las mayores ventajas de los conmutadores gestionados es su capacidad de gestión y supervisión remotas. Esto permite a los administradores de red acceder al conmutador y configurarlo desde cualquier lugar, lo que facilita la gestión y la resolución de problemas de red. Los conmutadores gestionados también ofrecen funciones como VLAN, QoS y agregación de enlaces, que pueden ayudar a optimizar el rendimiento de la red.

A la hora de elegir una interfaz de gestión para un conmutador gestionado, existen varias opciones. La interfaz de línea de comandos (CLI) proporciona una interfaz basada en texto para configurar el conmutador, mientras que la interfaz gráfica de usuario (GUI) ofrece una interfaz visual más intuitiva. También son cada vez más populares las interfaces de gestión basadas en la nube, que ofrecen la posibilidad de gestionar y supervisar los conmutadores desde cualquier lugar con conexión a Internet.

Consideraciones sobre la alimentación a través de Ethernet (PoE)

La alimentación a través de Ethernet (PoE) es una tecnología que combina alimentación y datos en un único cable Ethernet. Esto significa que es posible alimentar dispositivos como teléfonos IP, puntos de acceso inalámbricos y cámaras de seguridad sin necesidad de tomas de corriente ni cableado adicional. PoE no sólo facilita la instalación y la hace más rentable, sino que también ayuda a reducir el desorden y la maraña de cables.

Debe conocer los distintos estándares PoE y presupuestos de potencia para asegurarse de que su dispositivo recibe suficiente energía. Al seleccionar el conmutador PoE adecuado, es importante tener en cuenta los estándares y los presupuestos de potencia para garantizar la compatibilidad de los dispositivos. El conmutador PoE adecuado simplificará su red y le proporcionará una solución rentable y eficaz.

Funciones de seguridad del conmutador de red

Los conmutadores de red son un componente esencial de una red segura y eficaz. Estas son algunas características de seguridad importantes que hay que tener en cuenta al seleccionar o configurar un conmutador de red:

  • Listas de control de acceso (ACL) y seguridad de puertos: Las ACL se pueden utilizar para controlar el tráfico en función de varios criterios, como las direcciones IP de origen y destino, los tipos de protocolo y los números de puerto. La seguridad de puertos puede utilizarse para restringir el acceso a puertos de conmutación específicos en función de la dirección MAC u otros criterios.
  • Segmentación y aislamiento de VLAN: Las VLAN pueden utilizarse para segmentar una red en grupos más pequeños y aislados, lo que puede ayudar a evitar el acceso no autorizado a datos confidenciales y reducir el impacto de las brechas de seguridad. Las VLAN también pueden aplicar políticas de red como la QoS (calidad de servicio) y la priorización del tráfico.
  • Protocolo Spanning Tree (STP) para redundancia: STP es un protocolo que ayuda a evitar los bucles de red determinando dinámicamente la ruta más eficiente para el tráfico a través de una red. Esto puede ayudar a garantizar la disponibilidad de la red y evitar interrupciones causadas por fallos de la red.
  • Cambie las mejores prácticas de seguridad: Además de estas características específicas, deben seguirse varias buenas prácticas generales para garantizar la seguridad de un conmutador de red. Entre ellas, mantener actualizado el software, utilizar contraseñas seguras y cifrado, desactivar los puertos no utilizados y limitar el acceso físico al propio conmutador.

Opciones de alta disponibilidad y redundancia

Existen varias opciones para garantizar una alta disponibilidad y redundancia en las redes. He aquí cuatro de las más comunes:

  1. Implementación de la agregación de enlaces (LAG): La agregación de enlaces, también conocida como port trunking, es una técnica que permite tratar varios enlaces físicos entre dos dispositivos de red como un único enlace lógico. Esto proporciona redundancia y un mayor ancho de banda. Si falla un enlace, el tráfico puede seguir enrutándose a través de los enlaces restantes.
  2. Opciones de fuente de alimentación redundante (RPS): Una fuente de alimentación redundante garantiza que su dispositivo de red seguirá funcionando aunque falle una de las fuentes de alimentación. Esto es especialmente importante en aplicaciones de misión crítica, donde el tiempo de inactividad puede ser costoso.
  3. Spanning Tree Protocol (STP) y Rapid Spanning Tree Protocol (RSTP): STP y RSTP evitan los bucles en la topología de una red. Para ello, determinan la ruta más eficaz para el tráfico de datos y bloquean las rutas redundantes. Si falla un enlace, STP o RSTP pueden redirigir rápidamente el tráfico por otra ruta, garantizando la continuidad del servicio.
  4. Protocolo de redundancia de enrutadores virtuales (VRRP): Este protocolo permite a varios routers compartir direcciones IP. Si uno de ellos falla, otro puede asumir la dirección IP y seguir encaminando el tráfico. Esto proporciona redundancia y capacidad de conmutación por error a las redes que dependen de una única pasarela por defecto.

Conmutador de red para entornos especializados

No todos los conmutadores son iguales, y los entornos especializados requieren soluciones especializadas. Los conmutadores industriales son cada vez más importantes para entornos difíciles, donde las temperaturas extremas, el polvo o las vibraciones pueden causar daños importantes a su red. Por otro lado, un conmutador PoE+ es perfecto para dispositivos con mayores requisitos de alimentación, como puntos de acceso inalámbricos, cámaras de seguridad o incluso sistemas de iluminación.

Por último, para las empresas que utilizan streaming de audio o vídeo, un conmutador de red diseñado específicamente para estos fines puede mejorar significativamente la calidad del servicio. Tanto si dirige una gran oficina como un estudio de producción de vídeo, elegir el conmutador de red adecuado para su entorno especializado es clave para lograr una conectividad perfecta y un rendimiento de primera.

Marcas y modelos de conmutadores de red a tener en cuenta

Hay algunas marcas y modelos notables a tener en cuenta en relación con los conmutadores de red. Algunas de las mejores opciones son:

  1. Conmutadores Cisco: Cisco es una de las marcas más conocidas en el mundo de las redes, y su gama de productos incluye una amplia variedad de conmutadores para empresas de todos los tamaños. Desde la serie Catalyst hasta la serie Nexus, hay muchas opciones entre las que elegir.
  2. Conmutadores Juniper Networks: Juniper Networks es otra marca popular que ofrece varios conmutadores para redes de nivel empresarial. Sus switches de la serie EX están diseñados para entornos de alto rendimiento y alta densidad.
  3. Conmutadores Aruba: Aruba es conocida por sus soluciones de redes inalámbricas, pero también ofrece una gama de conmutadores con características clave como gestión simplificada y seguridad avanzada.
  4. Conmutadores HPE: HPE (Hewlett Packard Enterprise) es otra marca a tener en cuenta cuando se buscan conmutadores fiables y de alto rendimiento. Sus líneas FlexFabric y FlexNetwork ofrecen una gama de opciones para diferentes necesidades empresariales.

Otras marcas de conmutadores de red a tener en cuenta son Dell, Netgear y Extreme Networks. Cada una de estas marcas ofrece una gama de conmutadores con diferentes características y capacidades para satisfacer las distintas necesidades de las empresas.

Mejores prácticas de implantación de conmutadores de red

El despliegue de conmutadores de red puede ser desalentador, pero con una planificación y ejecución adecuadas, puede garantizar una experiencia de instalación sin problemas. Uno de los pasos más importantes es planificar correctamente la instalación del conmutador, teniendo en cuenta factores como la ubicación, el número de dispositivos que se van a conectar y el nivel de tráfico previsto.

Además, es esencial asegurarse de que el cableado y la configuración física cumplen las normas, ya que esto afecta directamente al rendimiento de la red. Configurar las VLAN y el direccionamiento IP es un paso importante que ayuda a organizar el tráfico y mejorar la seguridad de la red. Y, por último, probar y solucionar los problemas de su conmutador de red antes de desplegarlo garantiza que todo esté en perfecto estado de funcionamiento.

Siguiendo estas prácticas recomendadas, puede estar seguro de que la implantación de su conmutador de red será satisfactoria y fiable.

A medida que la tecnología sigue avanzando, también lo hacen nuestras necesidades de red. Una de las tendencias más importantes en los futuros conmutadores de red son las redes definidas por software (SDN) y la virtualización de redes, que permiten a los administradores de red ajustar fácil y rápidamente los ajustes y configuraciones de red sin intervención manual.

Además, la integración de dispositivos IoT con conmutadores de red será cada vez más importante a medida que más y más dispositivos se conecten a Internet. Esto requerirá conmutadores que puedan gestionar rápidamente grandes cantidades de tráfico de datos y procesar información. Para satisfacer estas demandas, también se han popularizado la automatización de redes y los conmutadores autoconfigurables, que ofrecen un enfoque simplificado y racionalizado de la gestión de las operaciones de red.

Por último, los avances en 10GbE, 40GbE y 100GbE han permitido velocidades de transferencia de datos más rápidas, mejorando el rendimiento y la eficiencia de la red. Podemos esperar una experiencia de red más fluida y conectada a medida que evolucionen estas tendencias.

Conclusión

Encontrar el mejor conmutador de red puede potenciar enormemente su conectividad y mejorar su experiencia general en red. Nunca se insistirá lo suficiente en la importancia de contar con un conmutador de red fiable y eficiente, especialmente en el mundo interconectado de hoy en día, en el que la conectividad a Internet es fundamental para los asuntos personales y profesionales.

Considere la posibilidad de actualizar a un equipo mejor si tiene equipos y conmutadores anticuados o de bajo rendimiento. Para compensar el coste de la actualización, considere vender su antiguo equipo informático a un socio de confianza como Exit Technologies. Si lo hace, puede crear una situación beneficiosa para todos, en la que dispondrá de los últimos y mejores equipos de red y, al mismo tiempo, ganará algo de dinero con su antiguo equipo.

Relacionado Blog

julio 10, 2024
es_ESSpanish